FIJL, si no existiera tendríamos que inventarla

La Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL) es una Federación de grupos de jóvenes anarquistas que tiene como principal núcleo de unión el deseo común de una superación que haga del ser humano un ser social e individualmente libre y un igual ante sus semejantes; luchando por tanto contra la propiedad, la autoridad, el Estado, la política, la religión y todos los poderes que obstaculizan la total emancipación del ser humano.

Introducción

La primera FIJL se fundó en 1932 en el contexto de efervescencia social que desembocó en numerosas insurrecciones proletarias (Casas Viejas, Asturias, Alt Llobregat) y la misma revolución social de 1936. Tras la dictadura de Franco, y ya durante la dictadura del parlamento, ha habido varios procesos de reorganización y refundación de la FIJL entre los que cabe destacar el período de los años 90 con los que nosotros nos identificamos, y el período de los primeros años de 2000, durante el que la FIJL recibe gran influencia de nuevas tendencias en el anarquismo provenientes sobre todo de Italia, el insurreccionalismo, que la llevan a un cambio de estrategia que supone su desaparición de la vida pública.

La actual FIJL es un proyecto que nace a finales del 2006 pero que no empieza a ver la luz de forma pública hasta bien entrado el 2007, momento en que ha de pasar a denominarse Federación Ibérica de Juventudes Anarquistas (FIJA), como explicaremos más adelante. Al principio, la Federación surge de la unión de dos Grupos, uno en Salamanca y otro en Granada, si bien con el paso del tiempo se van adhiriendo nuevos Grupos, de manera que en la actualidad la Federación cuenta con presencia en muchas localidades del Estado español (Madrid, Barcelona, Mataró, Sevilla, Granada, Lorca, Salamanca, Asturias, Alicante …) y en algún momento de su corta historia también ha tenido presencia en Portugal.

Nacimiento de la FIJL, la vida más orgánica.

Los primeros años de la FIJL se dedican a un intenso trabajo interno. Si bien los Grupos tienen una importante tarea local, se busca un importante trabajo de difusión a través de artículos en prensa e internet y de charlas para ponernos en contacto con el mayor número de Grupos posible. De esta manera, durante estos años se contacta con gente interesada en numerosas ciudades: Valladolid, Gijón, Ciudad Real, Madrid, Santander, Almería, Jaén, Cádiz, Zaragoza, Galicia …

Pero, simultáneamente a esta tarea se tiene un trabajo mucho más interno. De los muchos contactos que hay se mantienen los más interesantes: los que son afines a nuestro proyecto y tienen interés en él. Se realizan Conferencias de Militantes y Afinidades para empezar a definir qué es lo que quiere ser nuestra Federación. Y se realiza una importante labor orgánica a la hora de establecer un Pacto Federativo y dotarnos de una Normativa Orgánica que nos deje claro, a nosotros y a los que se interesan por nosotros qué es y cómo funciona nuestra Federación.

La estructura de la Federación toma como modelo a la FIJL de los primeros años de la década de los 90. La Normativa Orgánica y los Principios, Tácticas y Finalidades son una leve modificación de los cuales elaboró ésta. También, al principio, asumimos las siglas históricas. Entonces es cuando comienzan una serie de encuentros con los compañeros que aún mantiene la FIJL, la que habitualmente se ha conocido como FIJL “insurrecionalista” o la FIJL “de 2003”. A pesar de que en algunos medios se ha hablado de enfrentamiento, esto no tiene nada que ver con la realidad. Las reuniones son muy cordiales y numerosas, en un ambiente no sólo de respeto mutuo, si no de claro compañerismo. Nuestra Federación entiende la situación y para evitar malos entendidos asume de forma temporal las siglas FIJA, hasta los primeros meses de 2012, cuando, y tras la disolución de la antigua FIJL, asume las siglas históricas para dar un nuevo empuje a esta Federación histórica con el impulso de una nueva generación.

Cómo funciona la Federación?

El funcionamiento interno de la Organización, pues, sigue siendo muy parecido al que ha sido históricamente. La base de la Federación son los Grupos de afinidad. Estos Grupos se federan libremente a las respectivas Federaciones, Locales o Regionales en su caso, y a la Federación Ibérica, siempre que cuenten con el aval de un Grupo. En cada Pleno se deciden los asuntos que conciernen a la respectiva Federación. Las campañas que se realizan, las gestiones que se acuerden, los avales que se proponen. Para todo lo demás, y con el respeto a los acuerdos que tome la Federación en su conjunto, los grupos tienen total autonomía para actuar en su ámbito. Para que sirva como ejemplo de la intensa actividad orgánica de la Federación, en estos poco más de cinco años, se han realizado un total de trece Plenos Peninsulares.

“El Fuelle”, Órgano de Expresión y Combate.

Uno de los primeros acuerdos que toma nuestra Federación es el de elaborar una publicación propia.

Una vez más, nos encontramos con el ineludible referente de la FIJL de los 90. Nadie tiene ninguna duda, queremos hacer una publicación que sirva de referente para el debate libertario, queremos editar nuestro propio “Jake Libertario”. Bajo el nombre de “El Fuelle” (el fuelle) surge una publicación que comienza con un modesto tiraje de 500 ejemplares y va ascendiendo con el paso de los años en el tiraje, que sigue siendo modesto, de 1000 ejemplares. Nada despreciable para una Organización que se nutre, en su mayoría de jóvenes estudiantes y parados. Sin embargo, El Fuelle se distribuye por toda la Península, y muchos puntos del mundo, y encuentra en internet el principal medio para darse a conocer.

Por qué una organización sólo de anarquistas?

En los últimos tiempos se ha llegado a hablar de un renacimiento de las iniciativas de carácter “libertario” y de la adopción en masa de las formas de organizarse propias del anarquismo: la asamblea horizontal, el autogestión, la solidaridad, etc. Nos referimos al movimiento del 15M, la lucha contra los recortes, contra la privatización de la sanidad o los movimientos sociales en general. Muchos anarquistas se han dejado seducir por esta expresión de descontento que ha conseguido reunir a las calles a miles de personas “contestatarias” que pueden simpatizar con algunas de las propuestas del anarquismo. Muchos anarquistas se han diluido en la masa ambigua de contestatarios con la voluntad de potenciar las características “antiautoritarias” de esta movilización pero en general han renunciado a declararse anarquistas en público y promover el ideal anárquico íntegramente.

Con ello nos queremos referir al rechazo de muchos anarquistas en la etiqueta misma: se muestran reticentes a definirse como anarquistas en público o a organizar cosas que tengan que ver única y exclusivamente con el anarquismo.

Con la federación de juventudes libertarias queremos potenciar la actividad anarquista reivindicada como tal. Es decir, no basta con potenciar maneras de hacer semejantes a las nuestras en movimientos con los que podemos simpatizar. Queremos visualizar la tarea constructiva del anarquismo de forma que se asocien al anarquismo organizado un conjunto de valores e ideas libertarias como parte de un todo, en una visión global de la sociedad basada en el rechazo a toda forma de la autoridad.

Además, hemos de organizarnos como anarquistas para sortear la parcialización de las luchas. En general se está optando por sumar esfuerzos y gentes diversas en la solución de problemáticas concretas: las cárceles, los recortes, la sanidad, la vivienda. La solución que propone el anarquismo a estas problemáticas supone cambios radicales en las formas de organización social que supondrían una solución integral a un sinfín de problemas e injusticias estrechamente relacionadas. Para el anarquismo, la solución a esta multitud de problemáticas es una salida revolucionaria que persiga la destrucción del estado y la construcción de una sociedad antiautoritaria basada en la libertad del individuo. Si los anarquistas nos dedicamos a potenciar luchas parciales mezclándonos e intentamos acordar movilizaciones con gentes que no comparten nuestra visión integral de la sociedad, no podemos proponer nuestra alternativa revolucionaria y únicamente nos dedicamos a contribuir a poner parches de la sociedad.

¿Qué es la FIJL?

Pero, ahora bien, porqué ésta Federación? Uno de los debates que hemos afrontado desde nuestra reaparición es el de haber creado una específica juvenil. Éste debate se divide en dos grandes partes, por un lado está el debate de la necesidad de organizarse, por el otro el de hacerlo en nuestra condición de jóvenes.

En primer lugar, defendemos la Organización. El anarquismo es una filosofía integral, que entiende que el individuo es la base de la sociedad y que otorga una visión del mundo partiendo de este individuo y de su libertad en el seno de una comunidad. Sólo el anarquismo entendido como corriente filosófica o forma de vida puede garantizar la libertad de todos los individuos y por tanto de la sociedad en su conjunto. Por tanto, esta filosofía de vida debe estar organizada, con la intención de materializar para ir transformando la sociedad.

La unión entre anarquistas debe ser fundamental en la lucha, ya que es ajena a los cambios y evoluciones que se den en la sociedad. Debe darse siempre, incluso en una sociedad anarquista (que de hecho se basaría en ella). Las otras relaciones en torno a la lucha, por muy importantes que sean, no dejan de ser cuestiones prácticas, adaptadas al momento en el que se ejercitan. Simplemente son herramientas revolucionarias, no fines en sí mismas, mientras que la unión entre anarquistas, lo que significaría la unión entre individuos libres, sí se trata en sí misma del fin que perseguimos entre todas las formas de lucha libertarias.

En segundo lugar, pensamos que la situación actual requiere de la creación de una específica juvenil. Por un lado, somos de la opinión que el vacío que dejó la FIJL de los 90 sólo podía ser ocupado por otra FIJL. Es decir, la FIJL tiene una función formativa, esta tarea formativa no puede ser sustituida por otras Organizaciones del Movimiento Libertario, como CNT-AIT o FAI-IFA, pues eso podría derivar en una sustitución de su tarea principal, como puede ser el caso de la CNT-AIT, o pueden darse situaciones en las que haya compañeros que estén cansados de tener siempre los mismos debates y el proceso de formación se convierta en un proceso de sumisión a las personas que llevan más tiempo en el Movimiento Libertario.

Sabemos además que la existencia de la FIJL es un revulsivo del Movimiento Libertario, la existencia de una Organización específicamente juvenil resulta mucho más atractiva para adolescentes y jóvenes que adherirse a un Grupo donde la media de edad ronda los 60 años. Pero nosotros entendemos esta Organización en estrecha relación con el resto de Organizaciones del Movimiento Libertario. En nuestros ámbitos de actuación, los Grupos mantienen, en general, relaciones muy cordiales con los Sindicatos de CNT-AIT y con los Grupos de la FAI-IFA, un claro ejemplo de ello son, por ejemplo, la Coordinadora Anarquista del Noroeste y la Coordinadora Anarquista del Sureste. Este hecho permite que el proceso de formación no sólo sea posible, como hemos señalado, si no que es mucho más rico en un plan de compañerismo, respeto y autonomía.

La pregunta que planteamos en el enunciado tiene una respuesta muy sencilla. ¿Por qué esta Federación? Porque es una pieza tan importante en el Movimiento Libertario como lo son la CNT, la FAI-IFA o los Ateneos Libertarios.

Grup Anarquista L’Albada Social”
Federación Ibérica de Juventudes Libertarias

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s