14-N. Pese a todo, luchar es la opción.

Este 14 de noviembre estamos convocados a una huelga general planteada inicialmente por CC.OO y UGT. Muchos han dicho que esta es una huelga política para desestabilizar un gobierno de derechas. Muchos otros dicen que este es otro intento de los sindicatos institucionales para lavarse la imagen ante una clase trabajadora que no comfia en ellos.

Lo peor de todo es que todo esto puede ser cierto y que una paro de 24h que no merece llamarse huelga general no es una respuesta obrera proporcionada a la magnitud de los ataques que nuestra clase esta sufriendo por parte de los capitalista con la ayuda del estado.

Pese a todo nosotros partimos de la base de que hacer de esquiroles, aun con todas las dudas y desprecio que estas convocatorias profesionalizadas nos transmiten, no es una opción. ¿Qué hacer entonces para romper el guión de la huelga “oficial”? ¿Cómo incidir para radicalizarla y que a Sindicatos, Gobierno y Patronal se vean desbordados? Sirvan las siguientes líneas para arrojar nuestro punto de vista, acertado o no.

Las huelgas generales siempre tenían como objetivo la paralización simultanea de varios sectores estratégicos. Ahora la lógica viene a decir que en una economía donde el sector servicios es primordial, y donde la deslocalización del proceso productivo hace que la producción industrial y energética se encuentra diseminan por medio mundo que el éxito de la huelga, recae en el colapso de las ciudades. Para ello, los objetivos deberían estar claros: paralización del transporte y bloqueo de las vías de comunicación. Parar las grandes industrias que aún quedan, así como otros centros de trabajo, tiene un sentido simbólico, pero en una huelga de 24 horas, esto no debería ser una prioridad.

Por otro lado, somos conscientes que cualquier conflicto sindical y cualquier lucha que los trabajadores emprendan por sus derechos es legítima, a pesar de su “parcialidad”. Por lo tanto, otro prioridad nuestra, como anarquistas, debería ser el apoyo de aquellas empresas donde los trabajadores mantienen un conflicto. De esta manera, podemos ayudar, en este día de huelga a dar un impulso de fuerza a los trabajadores en lucha. No deberíamos hacer distinciones en el apoyo a un conflicto sindical por el Sindicato que esté detrás, siempre que nuestro apoyo vaya dirigido a apoyar a los trabajadores, es decir, a los curritos, y no a liberados sindicales, comités de empresa y demás figuras privilegiadas del sindicalismo oficial.

Dadas las fuerzas que tenemos como movimiento, en nuestra opinión, debemos establecer una nueva prioridad. Debemos dejarnos los cuernos por apoyar a los piquetes de los trabajadores en aquellas empresas donde el conflicto se desarrolle desde la acción directa de los propios implicados. Existen multitud de empresas en conflicto donde los trabajadores han optado por potenciar el conflicto sindical desde la acción no mediada y sin intermediarios llevados a cabo por el Sindicato anarcosindicalista CNT-AIT, lo que resulta para nosotros una prioridad.

Puede haber grandes disturbios en las calles. No vamos a ser nosotros los que condenemos estos brotes de justa rabia ni un método de lucha tan legítimo como cualquier otro. Pero creemos que una parte del movimiento anarquista, cae a veces en una mistificación de esa parte de lucha. Un día de huelga, es un día estupendo para que prenda la llama y se den grandes choques entre los cuerpos represivos y los manifestantes, pero no podemos olvidar que la lucha contra el sistema debe estar presente a día de hoy en muchas otras facetas de nuestra vida cotidiana. Las acciones en las calles no deben hacerse para luego ver los videos en el youtube o para pegarse un día de disturbios a la griega.

De igual modo, hemos de aprovechar estos momentos de movilización social como un contexto positivo en el que propagar nuestros posicionamientos y nuestras tácticas de lucha, como la acción directa y el apoyo mutuo. Transmitir a los trabajadores al conjunto de los trabajadores la necesidad de autoorganizarse, sin líderes, ni jerarquías desde la base. Y para ello es vital que carguemos contra todos aquellos que quieren instrumentalizar las luchas de los trabajadores para sus fines electoralistas, denunciando el sindicalismo burocrático sea minoritario o mayoritario.

Debemos lograr que los trabajadores tomen conciencia de la fuerza de la huelga como instrumento de lucha. La idea de huelga indefinida hasta parar la reforma laboral y toda la oleada de recortes que se nos ha venido (y nos viene) encima. Y finalmente transmitir la necesidad de superar definitivamente y de una vez por todas el actual régimen socioeconómico basado en la explotación del ser humano por el ser humano y la construcción una sociedad donde ninguna fórmula de dominación tenga cabida, se presente bajo al aspecto que sea.

¡POR LA AUTOORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES!

¡POR LA HUELGA GENERAL INDEFINIDA!

¡MUERTE AL ESTADO, A SUS DEFENSORES Y SUS FALSOS OPOSITORES!

(Texto original: Juventudes Libertarias de Madrid, FIJL)

Grup Anarquista “L’Albada Social”

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s